APASCOVI adapta su piscina cubierta a la temporada de verano

¿Quién dijo que este verano nos íbamos a quedar sin piscina? La desescalada de la crisis sanitaria, causada por la COVID-19, ha provocado que este año se hayan cancelado las salidas vacacionales y los traslados a las piscinas municipales de la zona; pero, por suerte, en APASCOVI contamos con una magnífica piscina cubierta que se ha podido adaptar a las nuevas circunstancias retirando su cristalera lateral, acondicionado mesas y césped para que la experiencia de la piscina sea plena.

Nuestros usuarios de la residencia ya se han dado su primer chapuzón y han comenzado a disfrutar del ‘momento de ir a la piscina’. 

Siguiendo en todo momento las recomendaciones sanitarias

Los usuarios bajan a la piscina en grupos reducidos y siempre acompañados de profesionales que velan por su seguridad y por el cumplimiento de las medidas higiénico-sanitarias, además de monitorizarlos en diferentes ejercicios que mejoran su movilidad. 

APASCOVI demuestra así, una vez más, que sigue adaptándose a las circunstancias velando, en todo momento, por el bienestar de sus usuarios.

Los usuarios del Centro de Día presumen de cultivos de temporada

Recuperar algunos sabores casi olvidados y comprobar el milagro de la naturaleza respetando el medio ambiente es lo que están haciendo los usuarios del Centro de Día de la Fundación APASCOVI. En la sede central de la entidad, en el barrio de Los Negrales, uniendo los talleres de Creatividad y el de Jardín han creado un auténtico ‘huerto ecológico’ en el que no faltan plantas aromáticas, flores, frutas y verduras de temporada como el tomate, la calabaza, el melón y el girasol, entre otros. Todos los usuarios y profesionales del Centro Día están participando en este proyecto que pretende potenciar el manejo y la gestión de un huerto e intercambiar conocimientos sobre plantación, cultivo, ornamentación y decoración.

Construyendo ‘recreo saludable’

Es el segundo año de esta iniciativa formativa que nació con la clara intención de ‘construir’ un lugar donde el tiempo de recreo de los usuarios fuese más agradable y por qué no ‘más saludable’. Retirar las piedras, alisar el terreno, peinar la tierra, seleccionar las semillas, decorar las macetas, elaborar los carteles…, y otro sin fin de tareas son las que se han realizado y se siguen realizando para poder disfrutar de un auténtico huerto en una experiencia que aúna sostenibilidad ambiental, formación, inclusión, recogida, cosecha y, sobre todo, mucha diversión y atención directa. Además, en diferentes mercadillos, que a lo largo del año organiza APASCOVI, se podrán adquirir los carteles de madera que a modo de etiqueta informan de la semilla plantada.

“Este año, el proyecto cobra más importancia aún después de todo lo vivido por la pandemia y se ha convertido en todo un símbolo de trabajo en equipo, de espíritu de superación, de seguir hacia adelante”, señalan desde la Fundación.

APASCOVI estrena nueva puerta de acceso

Como ya es tradicional, APASCOVI está llevando a cabo diferentes obras de mantenimiento y de mejora en sus instalaciones e infraestructuras durante este período estival con la finalidad de mejorar las prestaciones que se ofrecen a los usuarios y a las familias.

Una de ellas es la habilitación de un nuevo acceso viario por la calle Santa Emilia que sin lugar a dudas mejora la accesibilidad de los usuarios y contribuirá, también, a mejorar la estética del complejo.

Esta nueva puerta entrada estará plenamente operativa en un breve periodo de tiempo a falta de unos últimos retoques. APASCOVI se prepara así para recibir a todos sus usuarios en septiembre.

 

‘Recuerdos para el recuerdo’, sin olvidar que recordar es pasar por el corazón

Dicen que las mascarillas nos han robado la expresión de la cara, pero siempre quedará lo que cuentan los ojos. Y en los ojos de todos los asistentes al acto de despedida y de reconocimiento organizado por el Patronato de la Fundación APASCOVI y FUNDISCAP a las personas con discapacidad había mucho amor. 

En el encuentro, celebrado en la Iglesia de Nuestra Señora del Carmen de Los Negrales, las referencias a Carmen, Felisa, Ana María, Enrique, Salva, José Luis y Germán fueron continuas. Siete nuevas estrellas que hacen más brillante aún el cielo de Los Negrales y que con su luz iluminarán todos los proyectos de la Fundación. Durante la misa funeral, que además de solemne fue muy emotiva, sobre el altar, siete velas encendidas ilustraban la palabra, confiar. Este homenaje estuvo presidido por el sacerdote de la Parroquia del Carmen, Isaac Estevez, y durante el mismo se mantuvieron todas las medidas de seguridad y de distanciamiento que marcan las autoridades sanitarias.

 

Monición de entrada

El homenaje, ‘Recuerdos para el recuerdo’, comenzó con una monición de entrada por parte de la Directora General, Teresa Sánchez, quien recordó que “todos los residentes lucharon contra la Covid con la valentía propia de los guerreros que son.  Algunos pudieron ver la luz al final del túnel y siguen con nosotros, pero otros siete iniciaron un viaje que no tiene regreso, y por eso se merecen esta despedida ya que recordar es pasar por el corazón, y ellos permanecerán en el corazón de todos aquellos que los hemos conocido”. 

Peticiones

Tras su intervención, Teresa Sánchez cedió la palabra a los tutores de Carmen, Felisa, Ana María, Enrique, Salva, José Luis y Germán, que sin poder contener la emoción, realizaron las peticiones recordando a los verdaderos protagonistas de este acto con amor, con cariño y con el sentimiento de familia que caracteriza a APASCOVI. En sus relatos se pudieron escuchar frases con tanto significado como: ‘Nos queda la satisfacción de haberte ayudado a ser feliz’. ‘Eres un ejemplo de superación’.

Ofrendas

Otro momento de la homilía, después de las peticiones, acogió las ofrendas. En este caso los encargados fueron los compañeros de nuestras siete estrellas que ofrecieron la bandera con la insignia ‘Todo va a salir bien; una mascarilla y un hidrogel; un ramo de flores y  una vela como símbolos de la ‘lucha y resistencia’ durante la pandemia.

APASCOVI ha querido sellar así el adiós pendiente que las familias y la entidad tenían con Carmen, Felisa, Ana María, Enrique, Salva, José Luis y Germán ya que hasta ahora las restrictivas medidas de seguridad por el coronavirus lo habían impedido. Un obstáculo más al dolor de sus familiares, y de toda la familia de APASCOVI. Sin duda, este homenaje será ya un recuerdo para el recuerdo.

Los paneles solares instalados en la sede de Los Negrales generarán más del 70% de la energía

Continuando con el compromiso y defensa del medio ambiente que ha venido demostrando APASCOVI en los últimos años -con acciones como la promoción del reciclado de diferentes materiales, el uso de aceite usado, la producción de compost o la gestión de pellets y biodiésel-, la sede de los servicios generales de la Fundación en Los Negrales cuenta desde hace unos días con varios paneles solares para el autoconsumo. En total se han instalado 42,5 kW de potencia nominal: 138 módulos en total, de 335 vatios cada uno, que proporcionarán a nuestra Fundación un elevado ahorro en energía a la vez que nos permite continuar con nuestra labor en pos de la economía circular.

El objetivo de esta iniciativa, que ha sido posible gracias a la colaboración de Ecoooes el ahorro además del uso de una energía fotovoltaica más limpia, ya que se prevé que esta instalación genere más del 70 por ciento de la demanda de este complejo, que cuenta con varios edificios. De este modo, el coste de esta instalación, la más grande de la zona de la Sierra, se amortizará en 8 años.

La decisión de proceder a colocar paneles solares en Los Negrales ha sido, precisamente, la cantidad de energía que necesita la Residencia, el Centro de Día, donde se encuentra la piscina de Hidroterapia o el comedor, o los Servicios Generales, entre otros.

Un 100% para el autoconsumo

“El autoconsumo será prácticamente del 100%. Esto es, la totalidad de la producción fotovoltaica, será consumida instantáneamente por la organización, consiguiendo así ahorros mayores y reduciendo sensiblemente el periodo de amortización de la instalación, ya de por sí, muy bajo”, ha asegurado el Ingeniero departamento de autoconsumo de Ecooo Héctor Pastor en la web de la entidad.

“Gracias a que un voluntario conocía a Ecooo nos pusimos en contacto y ambas organizaciones encajaron a la perfección desde el primer momento. Las características de Ecooo fueron clave para tomar la decisión. Os elegimos por ser lo que sois. Tenemos compañeros muy vinculados al movimiento ecologista a nivel social e incluso político. Para nosotros fue clave” comenta Carlos Antón, responsable de relaciones institucionales de la Fundación APASCOVI.

Aurora Blanco, responsable de la comunidad Ecooo, comenta la primera reunión que tuvieron las dos organizaciones. “Una persona que conocía las dos organizaciones organizó un encuentro y nos enamoramos. Estaban buscando hacer autoconsumo pero no con cualquier organización. Además, hicimos varias simulaciones y los números salían fenomenal”.

“En el estudio previo que se realizó salía un 73 por ciento de autoconsumo y el resto se vertiría a la red. La cifra supone un 34 por ciento de su consumo energético total. Además, la tasa interna de retorno (TIR) de la inversión que suponía la instalación ascendía al 13,6% y amortizaban la instalación en 8 años, cifra Blanco en la web de Ecooo.

En tres cubiertas diferentes

Además, la instalación de los paneles ha tenido cierta complejidad, ya que se ha realizado sobre tres cubiertas diferentes. Una de pizarra, con orientación Sureste, por lo que la producción atiende fundamentalmente a los consumos existentes durante las primeras horas del día y hasta el mediodía de manera óptima.

Una segunda superficie, sobre módulos prefabricados, en las que se ha colocado una estructura triangular para dotarlas de cierta inclinación, mejorando no sólo la producción, sino la limpieza de estos, con la propia lluvia.

La última superficie, se ha aprovechado una pérgola de madera que han hecho en la propia fundación, ex profeso para la instalación. Estas dos últimas superficies, tienen una orientación Suroeste, favoreciendo esta vez, los consumos desde el mediodía hasta las últimas horas de la tarde.

Imagen del web ecooo.es

Con estas dos orientaciones, se ha conseguido aumentar la curva de producción a lo largo del día y dado el patrón de consumo de la Fundación, hacer coincidir de una manera más adecuada, sus consumos a la producción fotovoltaica.

La previsión de APASCOVI es abrir otro edificio y el porcentaje de autoconsumo será mayor del 73 por ciento.

Teresa Sánchez, Directora General: “APASCOVI está más unido que nunca”

¿Cómo han sido estos meses?

Duros; pero demostrando desde el primer momento el valor de la unidad de nuestra Fundación. Con mucha unidad y compromiso hemos sacado adelante el proyecto que justifica nuestra existencia: “el bienestar y atención de las personas con discapacidad” que en estos momentos ha sido muy difícil. Comenzamos una nueva etapa habiendo aprendido una serie de lecciones que nunca hubiésemos pensado que deberíamos aprender.

¿Qué ha aprendido APASCOVI y su Directora General de este período?

Hemos aprendido a vivir el día a día, sin mucha planificación ya que cada dia surge un nuevo problema después de una noche oscura. Hemos sido testigos de circunstancias muy trágicas, pero también de momentos de alegría al ver la luz al final del túnel y al sentir el apoyo de asociaciones, vecinos, ayuntamientos… De quien menos te lo esperabas. La colaboración que nos han brindado ha sido de gran ayuda, pero el sentirnos tan acompañados, queridos, valorados…, es algo que no se puede expresar con palabras.  Nos han hecho batas, mascarillas,…, todo lo necesario para que nuestros profesionales desarrollasen su trabajo con todas las protecciones imprescindibles. El grupo de directivos de APASCOVI que formamos el Comité de Crisis y hemos estado dirigiendo todas las actuaciones en los diferentes centros de la entidad también nos sentimos muy bien asesorados y acompañados por los técnicos y políticos de la Consejería de Políticas Sociales y Familia de la Comunidad de Madrid y los directivos de la Federación Plena Inclusión, lo que desde estas páginas quiero agradecer.

¿Cuáles son los proyectos nuevos?

Confiamos en que no se repitan nunca más los momentos que hemos superado y confiemos en la responsabilidad colectiva para que no haya rebrotes. Damos servicio a casi 900 personas con discapacidad y ese es nuestro proyecto,“ seguir ofreciendo nuestra ayuda”. Las obras de la residencia para mayores de 45 años están a punto de finalizar; ampliaremos más plazas para personas con discapacidad, continuamos con nuestros proyectos sociales… APASCOVI continúa con más fuerza y unidad que nunca.

¿Ha sentido el respaldo de las administraciones durante este tiempo?

Sí, sí. Un sí con mayúsculas. Los ayuntamientos de la Sierra del Guadarrama más vinculados con nuestra labor nos han brindado tanto ayuda material con EPIS y poniendo a nuestro servicio sus recursos de Protección Civil; como ayuda emocional. Los consistorios de Alpedrete, Collado Villalba y Collado Mediano nos han realizado llamadas periódicas interesándose por nuestros chicos y para ofrecernos todo lo que en sus manos estuviera. Estamos muy agradecidos y orgullosos de la ayuda recibida. Siempre nos hemos sentido queridos, pero ahora más que nunca.

¿APASCOVI es hoy más referencia que nunca en hacer las cosas bien?

Es difícil de contestar, pero lo que puedo decir, con mucho orgullo, es que hemos recibido felicitaciones de la UME cuando los militares vinieron a desinfectar; de los bomberos y del Hospital General de Collado Villalba por nuestro buen hacer diario. En todo momento hemos seguido las recomendaciones higiénicos sanitarias de las autoridades con la cabeza fría cuando la teníamos que tener fría, y poniendo todo nuestro corazón, como siempre, cuando lo teníamos que poner. El apoyo de los profesionales ha sido incondicional durante estos meses. Desde la Dirección General y el Patronato estamos muy orgullosos del trabajo desarrollado por todo el equipo de profesionales de APASCOVI que se ha implicado hasta el final. Ellos y los residentes con discapacidad que han estado confinados en la Residencia y las Viviendas Tuteladas son los verdaderos héroes de esta historia; en este largo periodo han aprendido que las personas que están a su lado les han ofrecido todo el cariño del mundo y han sabido ocultar su pena cuando algún compañero nos decía “adiós” para que no les invadiera la tristeza ¡¡Les enseñamos a ser fuertes y resistir “este tropiezo en su vida”!!

¿Cree que, en cuanto al empleo, las personas con discapacidad serán más vulnerables después de la pandemia?

Por supuesto. Sin lugar a dudas. Si siempre han sido vulnerables, ahora más que nunca. Sus posibilidades siempre son menores, pero seguiremos trabajando con más compromiso si cabe para aumentarlas y confiemos en las administraciones y en las empresas que han confiado hasta ahora en nosotros.

¿Ha pensado APASCOVI realizar algún acto para no olvidar lo que se ha vivido?

Me alegro de que me hagas esta pregunta. Sí, sí, se merecen que su valentía sea reconocida por todos. Como comenté antes, en este tiempo han aprendido a tocar instrumentos musicales, han organizado grupos de música y baile, nos han enviado escritos y frases llenas de un cariño especial que es justo que se puedan publicar. Por ellos y por los que se fueron a otro lugar, pero que estarán siempre en nuestros recuerdo, vamos a realizar nuestro particular agradecimiento en un acto emotivo. Aún no hemos perfilado el cómo y cuándo. En cuanto lo tengamos preparado lo comunicaremos.

El Centro de Atención Temprana: “Todo ha cambiado, pero los objetivos son los mismos”

La crisis sanitaria originada por el COVID-19 nos ha obligado a replantearnos el día a día en la Fundación APASCOVI para que nuestros usuarios se vieran afectados lo menos posible por la situación generada a raíz de la declaración del estado de alarma. Así,  desde el día 13 de marzo hasta el 1 de junio, todos los profesionales del Centro de Atención Temprana (CAT) han atendido a los 143 niños a través de teletrabajo, fundamentalmente con Teleintervención, junto con email y teléfono.

A partir del 1 de junio se han incorporado al tratamiento presencial en el centro aquellos niños cuyas familias lo han deseado, un total de 61 menores, junto con aquellos que tienen plaza de Apoyo y Seguimiento, lo que implica un 48 por ciento del total de usuarios. El resto de pequeños siguen recibiendo atención y apoyo telemático.

“Los profesionales estamos combinando trabajo presencial con teletrabajo. Algunos profesionales nos incorporamos el 27 de mayo para preparar las instalaciones del CAT, material de protección para usuarios y profesionales, nuevos horarios… con el objetivo de tener todo preparado para la llegada de nuestros pequeños”, explica Alicia Contreras, directora de este área.

Formación e información

La incorporación se ha planteado de forma prudente, paulatina, con flexibilidad y responsabilidad. Se ha establecido un plan de desescalada y se han elaborado protocolos de protección para usuarios y familias, para profesionales, plan de contingencia ante un nuevo brote y protocolo de limpieza, todo ello basado en las instrucciones de Sanidad y la Comunidad de Madrid.

Los profesionales han sido informados y formados sobre los protocolos de prevención antes de su incorporación al Centro de Atención Temprana.

A las familias que han decidido incorporarse se les ha enviado el protocolo de prevención de usuarios y familias previo al inicio de las terapias presenciales, con el objetivo de hacerles partícipes de la nueva realidad y trabajar todos en la prevención. Se les solicita su responsabilidad y colaboración en el cumplimiento de los protocolos diseñados.

Material de seguridad

Para garantizar la seguridad de los niños, contamos con mascarillas FFP2, mascarillas quirúrgicas, pantallas de cara, guantes, uniformes y batas, líquido desinfectante de ropa, líquido desinfectante de tejidos, hidrogel, termómetro láser. Al centro solo acceden los niños previa toma de temperatura, pasando por una barrera de protección, donde se descontamina calzado, ropa, manos y cara. El material con el que trabajamos es desinfectado tras cada sesión, al igual que el mobiliario. Diariamente se limpia y purifica todo el Centro al concluir los tratamientos.

“Todo ha cambiado, pero los objetivos de trabajo siguen siendo básicamente los mismos. Pensamos que esta forma de trabajar nos acompañará hasta agosto, mes en el que el centro está cerrado, y esperamos que en septiembre podamos volver a la rutina abandonada el 13 de marzo”, afirma Alicia Contreras.

“En todo este proceso hemos tenido que reinventarnos; no ha sido fácil, de la noche a la mañana nos encontramos con que teníamos que trabajar de una forma totalmente distinta, pero el esfuerzo ha valido la pena, y las familias así nos lo trasmiten. Nuestro agradecimiento a todos las familias por su colaboración y ayuda y también el reconocimiento a los profesionales que lo han hecho posible”, concluye la directora del Centro de Atención Temprana.

La Residencia: “Ahora somos más compañeros, más familia que nunca”

Después de los momentos más difíciles ya pasados, hemos tenido un encuentro con Rocío Calleja Mora, Directora de Residencia APASCOVI en Los Negrales. Lo primero que nos ha llamado la atención es la energía y la fuerza que desprende, y lo orgullosa que se ha mostrado de todo el personal de la Residencia. ‘No hay palabras suficientes para agradecer su compromiso y profesionalidad en esta etapa de aprendizaje continuo’ ha subrayado.

¿Con cuántos usuarios cuenta la residencia?

En circunstancias normales con 49, pero ahora tenemos 29 chicos. Poco a poco vamos siendo más. Durante la pandemia, algunas familias decidieron que los usuarios pasasen el aislamiento en el domicilio familiar, en lugar de en la residencia, que es su domicilio habitual.

Entonces la desescalada está siendo progresiva…

Sí. Exacto. Y ahora con la nueva normalidad, estamos ya recibiendo a los usuarios que, como te decía, por comodidad, decidieron estar con sus familias. Además ya han comenzado las visitas, muy ordenadas y con todas las medidas higiénico sanitarias establecidas por la Comunidad y el Ministerio de Sanidad.

¿Cómo se afronta esta llamada nueva normalidad?

Con entusiasmo y con quizás excesiva prudencia porque han sido momentos muy duros. A día de hoy, la Residencia está libre de Covid y nuestro objetivo es que continúe siendo un lugar seguro.

Esa prudencia que nos comentas pasará por diversos protocolos de actuación…

Exacto. Nuestro día a día se ha convertido en una protocolización absoluta para respetar todas las medidas higiénico sanitarias, pero siempre teniendo en cuenta a cada usuario, la atención personalizada es ahora más importante que nunca. Por ejemplo, a las zonas comunes solo pueden acceder grupos reducidos y con mascarilla, en el comedor se han establecido varios turnos…

  

¿Estos protocolos han creado desconfianza?

Todo lo contrario. Generan seguridad, no solo entre los usuarios, sino entre los profesionales y las familias. De hecho, en plena pandemia, todos los trabajadores han tenido la seguridad de estar protegidos al proporcionarles, desde el primer momento, equipos de protección individual (EPIS). Los profesionales han mostrado un compromiso y un deseo de superación difícil de superar. Creo que ha tenido mucho que ver con que se han sentido siempre protegidos.

Desde el hospital de referencia, el de Villalba, ¿que ayuda habéis tenido?

Toda. No podemos quejarnos. Hemos tenido una enfermera de enlace y en todo momento  ha estado disponible para hacer ‘más confortable’ la situación. Nos han facilitado medicamentos, oxígeno, atención,… Un lujo tener un hospital tan cerca y ‘cercano’.

¿Cómo se han gestionado las emociones durante una situación sin precedentes?

El apoyo psicológico ha sido una prioridad y desde el primer momento se ha cuidado en todos los aspectos y a todos los niveles. Ha habido videollamadas con las familias dos veces a la semana, y a diario se ha hablado con todas las familias para informarles de la situación de primera mano.

Los profesionales también hemos tenido y seguimos teniendo apoyo psicológico, algo que valoramos muy positivamente.

Podemos afirmar que APASCOVI es más familia ahora que nunca.

Desde luego. Todo lo que se ha vivido nos ha hecho más fuertes. Somos más compañeros, más familia que nunca y hemos mejorado nuestra empatía emocional. Estoy segura de que hay pocos sitios en los que los residentes se han encontrado tan acompañados, tan cuidados.

La Residencia se amplía con 13 plazas más gracias al nuevo edificio, que ya está listo

Tras varios meses de obras, la construcción de un nuevo edificio para la Residencia que APASCOVI tiene en su sede de Los Negrales ha llegado a su fin. A falta de algunos trámites administrativos, este proyecto supondrá la ampliación de uno de los servicios que ofrece la Fundación, ya que aumentarán en 13 las plazas con las que actualmente cuenta la Residencia.

Dormitorios y salas de día

Sus 600 metros cuadrados se dividen en dos plantas, estando la planta superior dividida en cinco habitaciones con sus baños, mientras que la planta baja se destinará a actividades de día, para lo que se han planeado cinco salas independientes.  Además, aprovechando estos trabajos, se ha ampliado el comedor para dar cabida a los nuevos residentes. Este proyecto ha sido financiado en parte por la contribución recibida de la subvención del 0,7% del  IRPF, gracias a la campaña ‘X Solidaria’.

 

12 trabajadores del SERPAIS imprescindibles durante el estado de alarma

Durante la crisis sanitaria originada por la Covid-19, SERPAIS Noroeste, gestionado por la Fundación  APASCOVI, dio apoyo presencial a 12 trabajadores. Reponedores, limpiadores, auxiliares y jardineros que demostraron con auténtica profesionalidad estar a la altura de las circunstancias.

Desde APASCOVI queremos agradecer la profesionalidad, la fuerza y el tesón con el que, día a día, acudieron a sus puestos de trabajo, unos puestos imprescindibles. También nos acordamos de todos aquellos que perdieron sus empleos o están en situación de ERTE. “Seguiremos trabajando para que los recuperen lo antes posible, ya que si algo caracteriza a nuestra Fundación es que crece ante las adversidades, ha estado, está y estará en nuestro ADN”, afirma Teresa Sánchez, Directora General de la entidad.