APASCOVI en persona: Elena Ollero Nombela, coordinadora de las Viviendas Tuteladas de Torrelodones

APASCOVI EN PERSONA

Nombre y apellidos: Elena Ollero Nombela

Puesto que ocupa en APASCOVI, Centro: Coordinadora Viviendas Tuteladas en Torrelodones.

Antigüedad en APASCOVI: Septiembre 2014

Otra información relevante: En 2013, realicé las prácticas de Formación Profesional de Integración Social en las propias viviendas.

Preguntas de ámbito más profesional:

¿Qué supone APASCOVI en tu vida?

Soy parte de la familia de APASCOVI desde el curso 2013, año de las prácticas de mi formación, y desde ese momento la discapacidad intelectual supuso todo un descubrimiento: nunca antes había formado parte de mi vida. Desde entonces ha sido un constante en mi día a día y ahora ya no me veo en otro ámbito profesional. La felicidad y crecimiento personal que me aporta son muy difíciles, por no decir imposible, de igualar. 

¿Qué sentimiento predominante te produce APASCOVI?

Felicidad.

Una imagen que represente a APASCOVI

El recibimiento diario repleto de cariño de las personas usuarias.

Una palabra que defina a APASCOVI

Oportunidad.

Lo que más te enorgullece de APASCOVI

Tanto los propios usuarios, su fuerza, valentía y esfuerzo por crecer y mejorar como la entrega y compromiso de los profesionales. Ver que el esfuerzo y el trabajo que hacemos sirve para ayudar a las personas usuarios que tanto queremos es un regalo diario.

Lo que mejorarías de APASCOVI

Por un lado, dentro del sector social en general y de nuestra fundación en particular, las condiciones laborales. Creo que los profesionales merecen un mayor reconocimiento por su gran compromiso y dedicación.

Y por otro, a nivel interno, la comunicación y coordinación entre centros. Somos una entidad muy grande, y tenemos la suerte de contar con muchos recursos y perfiles profesionales, por lo que con una mayor comunicación entre todos podríamos lograr no solo unas mejoras significativas en la calidad de vida de nuestros usuarios, sino también en el funcionamiento de la misma.

Creo que APASCOVI es consciente de ambas cuestiones y sé que está trabajando en ello para implementar mejoras.

¿Qué deseas para el futuro de APASCOVI?

Que siga creciendo como hasta ahora para poder ayudar a más personas. Y que ese crecimiento constante vaya acompañado siempre de la atención individualizada y personalizada de la que APASCOVI puede presumir.

 El mejor momento que has vivido en APASCOVI para recordar

Cuando comencé a trabajar, una de las usuarias de las viviendas estaba pasando por un mal momento y durante muchos meses la acompañamos trabajando en equipo. Ver cómo salía adelante y ver cómo de nuevo era feliz y estaba bien consigo misma me hizo valorar muchísimo tanto a APASCOVI, como a la propia vida. La época en la que de nuevo estaba bien fue uno de los mejores momentos de mi corta vida laboral en aquel momento.

Luego tengo miles de imágenes y de momentos buenos tanto haciendo ocio los fines de semana como en las propias viviendas.

Y el peor, para olvidarlo.

El comienzo de la pandemia. Los primeros meses fueron muy, muy duros. El esfuerzo por conseguir que nuestras personas usuarias estuvieran bien dentro de las viviendas pese al desconcierto y poco conocimiento que había fue una labor muy compleja. Y, por supuesto, la pérdida de personas queridas.

Pese a ello, me gustaría mencionar la valentía, el esfuerzo y la empatía que vi dentro de las viviendas y conocí de la residencia por parte de los profesionales. Todo un orgullo formar parte de esta fantástica familia.

 

La decisión más difícil que has tenido que tomar… ¿Acertaste?

Creo que el haber aceptado la coordinación de las viviendas, más que difícil es un reto profesional y personal… y creo que sí, que sí he acertado.

 

Preguntas de ámbito más personal:

¿Qué ha aprendido en esta pandemia?

Valorar más el contacto físico… los abrazos y lo besos; y que nuestra sociedad debe centrarse en lo importante: Por un lado, valorar más ciertas profesiones y valorar más la suerte que tenemos de haber podido confinarnos y de tener los servicios públicos con los que contamos (me refiero a que en gran parte del mundo las personas no tienen el “privilegio” de confinarse y parar sus vidas como hemos podido hacer nosotros) y por otro lado, lo complicado que va a ser, en los próximos años, intentar olvidar el individualismo que cada vez está más arraigado en nuestra sociedad.

¿Y APASCOVI?

Valorar aún más a las personas usuarias por lo bien que han sabido gestionarlo, gestionarse y adaptarse. Creo que pese a las dificultades y desconocimiento que había los primeros días, desde APASCOVI se supo actuar rápida y acertadamente. Estoy segura de que todo ello nos ha hecho aprender a la fuerza y estar mejor preparados para manejar este tipo de situaciones en un futuro, aunque esperemos que nunca más sea necesario.

Si a APASCOVI le tocase el euromillón, que adquirirías tú…

Más que adquirir nada, me pararía a pensar en mejorar aún más la calidad de vida de cada una de las personas usuarias, por ejemplo, mejorar la atención individualizada.

Considero muy importante escuchar las voces de todos y cada uno de los profesionales y de los usuarios para lograr una mejora real. Así que lo primero que haría, sería tomarme mi tiempo para lograr que ‘ese dinero’ sirviera realmente para una gran mejora de todos las personas usuarias.

Si fueses parte del gobierno, qué medida tomarías para mejorar la inclusión

Visibilizar. Es fundamental que en nuestra sociedad consigamos ampliar nuestras miras, y que las personas con discapacidad formen parte de todos y cada uno de los aspectos y sectores de la vida social diaria. Con una mayor visibilización se conseguiría un mayor conocimiento, respeto y sobre todo normalización con respecto a la vida y la calidad de vida de las personas con discapacidad.

Esta visibilización siempre debe ir acompañada de la participación de las personas con discapacidad. Tenemos tendencia a hablar y hacer por ellos en demasiadas ocasiones, carecería de todo sentido dar importancia a la visibilidad sin escucharlos y sin que sean ellos los principales promotores y partícipes del cambio. 

Una anécdota que quieras contar

Hay muchas… pero acabo de recordar una que me sucedió al poco de comenzar a trabajar en viviendas. Era fin de semana y teníamos actividad de ocio en Madrid. Estábamos en el Retiro y nos cayó un buen chaparrón. Tengo muy buen recuerdo porque nos reímos muchísimo con las carreras para cubrirnos debajo de algún árbol mientras estábamos empapados.

Una canción… y por qué

‘Should I stay or should I go’, me ha acompañado en muchos momentos y durante muchos años. No falla.

Una comida… y por qué

Huevos fritos con patatas. Cuanto más simple, mejor y más rico.

Un destino

Islandia.

Una frase que te defina

De la primavera vivo, pero aprendo del otoño.

Añade cualquier cosa que quieras comentar

La ilusión y el agradecimiento por esta oportunidad laboral. Quería crecer profesionalmente y ser la coordinadora de las viviendas es una oportunidad perfecta. Gracias.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.