Hemos comenzado con muchas ganas y cumpliendo todos los protocolos

La Fundación APASCOVI ha comenzado el nuevo curso con muchas ganas, con mucha prudencia, observando la evolución de la pandemia y dando respuesta a las necesidades de todos sus usuarios sin desatender la excepcionalidad en aquellos casos que así lo requieran. Se están cumpliendo con todas las instrucciones regionales sobre medidas organizativas y de prevención, higiene y promoción de la salud frente a la Covid-19. Además, todas las familias de la entidad deben firmar una declaración responsable antes de la incorporación de cualquier usuario a su centro correspondiente.

Durante el verano se ha trabajado sin descanso para que el curso se iniciará en un clima de normalidad y de momento se ha conseguido tanto en los Centros de Atención Diurna, como en la Residencia y en las Viviendas, donde no ha cesado la actividad estos meses.

Un gran esfuerzo

“La adaptación a esta nueva situación ha supuesto un gran esfuerzo económico y organizativo en el que todos los profesionales se han volcado” afirma Teresa Sánchez, directora general de APASCOVI.

Cada uno de los Centros que gestiona la entidad ha desarrollado un protocolo en función de las necesidades específicas de sus usuarios y de los servicios que ofrecen y hasta el momento las “cosas están saliendo según lo previsto” subraya Sánchez.

Planes de actuación específicos en función del Centro y los servicios

Así, Atención Temprana comenzó a principios de septiembre combinando tratamientos presenciales con teleintervención. En cuanto a la Unidad Aprendo, que arrancó a mediados de ese mes, el servicio que se está ofreciendo es presencial ya que las instalaciones lo permiten. “Hasta el momento la experiencia está siendo muy positiva y los niños acuden muy contentos al centro”, señalan desde Atención Temprana.

En los COFOIL (Centro Ocupacional de Formación, Oportunidades e Inserción Laboral) de Collado Villalba y de Colmenarejo, al igual que en Atención Temprana y Aprendo, se toma la temperatura a todos los usuarios a la llegada y salida del centro, se respeta la distancia de seguridad, hay un control de lavado de manos, y se les desinfecta la ropa al entrar y al salir del Centro y en todo momento la mascarilla tiene que estar puesta. En cada uno de ellos se sigue un protocolo de transporte para evitar la mezcla de personas usuarias y salvaguardar los grupos burbuja teniendo en cuenta a los usuarios que comparten vivienda.

Clima de normalidad

“Siempre se intenta dar respuesta a  las necesidades de nuestros chicos intentando que la actividad en los propios centros sea en un clima de normalidad. Unos asisten los lunes, miércoles y viernes; y otros, los martes y los jueves. Hay usuarios con otras necesidades que tienen la opción de asistencia diaria. Funcionamos igual que un colegio incluyendo el servicio de comedor”, subraya Teresa Sánchez.

En las Viviendas, también se siguen con todos los protocolos higiénico-sanitarios y es de obligado cumplimiento el uso de la mascarilla en los pisos intentando que el grupo burbuja sea estable.

Salidas muy controladas: PCR de las últimas 72 horas

En cuanto a la Residencia, cuyos usuarios son los más vulnerables, las visitas están restringidas: siempre con cita previa y no más de una hora de duración y se han cancelado las actividades fuera del centro.

Las salidas están muy controladas. Se tienen que comunicar con antelación y sea cual sea la duración, la familia debe gestionar con su Centro de Atención Primaria una prueba PCR en las últimas 72 horas previas al regreso a la Residencia, a no ser que tenga una prueba reciente que demuestre la existencia de anticuerpos. Se deberá presentar el informe con el resultado negativo y aún así, el residente se mantendrá con mascarilla los siete siguientes días.

En todo momento para seguir cuidando de la salud del resto de los usuarios y de los profesionales, la familia deberá firmar una declaración responsable de ausencia de síntomas, asimismo, al usuario se le realizará un check list sanitario.

“Todos estamos muy concienciados; pero, no tenemos miedo, respeto, mucho. En APASCOVI cada día nos intentamos mejorar y somos más que estrictos en el cumplimiento de los protocolos. Confío en que la pandemia vaya a menos y que dentro de muy poco volvamos a la situación anterior”, subraya  la directora general, Teresa Sánchez.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.