APASCOVI colabora en la gran recogida de leche impulsada por Banco de Alimentos y La Caixa


APASCOVI colabora en la quinta edición de la ‘Gran recogida de leche. Ningún niño sin bigote’ que el Banco de Alimentos ha puesto en marcha junto con La Caixa.
Una iniciativa solidaria que se pone en marcha con el creciente reto de abastecer a familias en riesgo de exclusión social y que no pueden acceder a un alimento tan básico y fundamental para el crecimiento de los más pequeños.
En la sede central de Los Negrales se ha habilitado un punto de recogida de briks que permanecerá hasta el 15 de junio y se están organizando actividades para fomentar la participación. “Siendo parte en retos de este tipo- afirma la directora general de la entidad, Teresa Sánchez- fomentamos valores tan importantes como la solidaridad y la empatía entre todos nuestros usuarios”, concluye.

Demasiado riesgo de exclusión social
Uno de cada tres menores (28,3%) se encuentra en riesgo de pobreza en España, según la Red Europea de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social que indica el porcentaje de población en riesgo de pobreza o exclusión social (AROPE, por sus siglas en inglés). En total, son 2,2 millones de niños y niñas, de los cuales más de 225.000 menores se benefician de la tarea de los Bancos de Alimentos para cubrir sus necesidades nutricionales. En total, atienden a 1,2 millones de personas en toda España.
«Asegurar una nutrición completa para todos los niños y niñas es la base para romper el círculo de la pobreza desde la primera infancia. Solo con una dieta equilibrada, los menores podrán prestar toda su atención en la escuela y desarrollarse plenamente, física, social y emocionalmente, algo fundamental para conseguir una igualdad de oportunidades», ha señalado el presidente de la Fundación Bancaria ‘la Caixa’, Isidro Fainé.
Los Bancos de Alimentos necesitan duplicar las provisiones de leche para abastecer a todas las personas que acuden cada día. En 2018, los Bancos de Alimentos distribuyeron 32,5 millones de litros de productos lácteos (incluye leche, yogures y natillas, pero no quesos) lo que, sin embargo, se considera una cifra insuficiente ante la persistente pobreza alimenticia. Deberían conseguir el doble para lograr el objetivo mínimo recomendado por los expertos de un litro por persona y por semana. Los bancos de alimentos se marcan como objetivo mínimo garantizar 3 litros de leche al mes por persona.


La leche es una fuente destacable de proteínas de alta calidad, vitaminas y minerales que contribuye decisivamente al crecimiento y desarrollo de los niños. La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) apunta que, de media, un vaso diario de doscientos mililitros de leche de vaca proporciona a un menor de cinco años el 21 % de sus necesidades de proteínas y el 8 % de calorías y nutrientes.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.