Hoy es nuestro día, ¡Feliz Día Internacional de las Personas con Discapacidad!

Hoy, 3 de diciembre, se celebra el Día Internacional de las Personas con Discapacidad con el objetivo de promover los derechos y el bienestar de las personas con discapacidad en todos los ámbitos de la sociedad, así como concienciar sobre su situación en todos los aspectos de la vida.

Este acontecimiento se celebra desde que Naciones Unidas lo declarase en 1992. Fueron las últimas guerras del siglo XX las que pusieron sobre la mesa de la política internacional esta cuestión: al haber tantos heridos de guerra y personas que necesitaban ayuda para integrarse de nuevo en la sociedad, los estados empezaron a introducir políticas de caridad y de beneficencia.

El colectivo de discapacidad al ser consciente de este desamparo tomó iniciativas propias y solicitó un cambio de perspectiva que incluyese su tratamiento como personas con plenos derechos haciendo hincapié en que se tuvieran en cuenta el resto de las discapacidades, no solamente las físicas.

En 1982, España aprobó la Ley de Integración Social de los Minusválidos (LISMI) con el propósito de garantizar un derecho que no se estaba respetando: el acceso al mercado laboral en igualdad de condiciones.

En 2014, mediante la Ley General de los Derechos de las Personas con Discapacidad (LGD), se unificaron diversas normativas para adaptar la legislación a los avances logrados, identificando áreas en las que aún queda trabajo por hacer.

¿Por qué celebramos este día?

Una persona con discapacidad es aquella que teniendo una o más deficiencias físicas, mentales, sea por causa psíquica o intelectual, o sensoriales, de carácter temporal o permanente, al interactuar con diversas barreras presentes en el entorno, ve impedida o restringida su participación plena y efectiva en la sociedad, en igualdad de condiciones con las demás.

Las personas con discapacidad son la minoría más amplia en el mundo, y suelen tener más dificultades que otros colectivos en todos los niveles, sobretodo en el acceso a la educación, al mercado laboral, y dificultades económicas.

Y ello se debe a la falta de recursos que les faciliten la vida como acceso al transporte, o acceso a la información, en caso de discapacidad sensorial. Todo ello unido a la discriminación social que a veces existe en su entorno, y la falta de legislación adecuada, hacen que la vida de las personas con discapacidad sea más difícil.

Además, las personas con discapacidad son más vulnerables ante la violencia. Los niños con discapacidad tienen cuatro veces más posibilidades de ser víctimas de actos violentos, igual que los adultos con problemas mentales.

La ignorancia es la causa de la discriminación que existe en torno a las personas con discapacidad, ya que está totalmente demostrado que, una vez eliminadas las barreras y obstáculos a la integración de estas personas, pueden colaborar activa y productivamente en la sociedad.

Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad

La Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, aprobada en 2006 y firmada por 180 países dice:

“La accesibilidad y la inclusión de las personas con discapacidad son derechos fundamentales”

Y pide que las personas con discapacidad puedan llevar una vida independiente y participar de forma activa en el desarrollo de la sociedad.

Solicita a los Estados que tomen las medidas apropiadas para darles pleno acceso a la actividad cotidiana y eliminar todos los obstáculos a su integración.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.