Entradas

La Comunidad destina 46 millones al fomento del empleo de personas con discapacidad

La Comunidad de Madrid destinará 46 millones de euros a la integración laboral de personas con discapacidad, concretamente al mantenimiento de puestos de trabajo y a la contratación en los Centros Especiales de Empleo de la región. Con esta partida se sufragarán los costes salariales de los trabajadores contratados con una discapacidad igual o superior al 33 %, concretamente de la mitad del salario mínimo interprofesional.

Para esta convocatoria de 2018 se cubrirán los costes mencionados durante el período comprendido entre los meses de enero y diciembre más las pagas extraordinarias de verano y Navidad, dando así continuidad a las últimas subvenciones convocadas. En sentido hay que destacar que en 2017 se ejecutaron dos convocatorias con las que se subvencionaron las nóminas de más de 12.300 trabajadores.

Los Centros Especiales son empresas cuyo objetivo principal es asegurar un empleo remunerado a estas personas mediante la realización de un trabajo productivo y la participación regular en operaciones de mercado.

La apuesta de la Comunidad de Madrid para favorecer la plena inclusión de este colectivo en el mercado laboral se pone de manifiesto también en otras iniciativas, como la reserva de hasta un 8 % del importe en la licitación de contratos de servicios de carácter social, cultural y de salud a favor de los Centros Especiales de Empleo de Iniciativa Social y las Empresas de Inserción.

El objetivo de la medida es potenciar la actividad que realizan los Centros Especiales de Empleo de Iniciativa Social y las Empresas de Inserción para que puedan mantener y generar empleo y, con ello, contribuir a la integración laboral de las personas con mayores dificultades de acceso al mercado de trabajo.

Además, la Comunidad de Madrid va a incorporar cláusulas sociales en los contratos públicos para favorecer el empleo de los colectivos más vulnerables, en el marco de la nueva Ley de Contratos del Sector Público.

 

LA MAYOR TASA DE ACTIVIDAD DE TODA ESPAÑA 

En cuanto a los últimos datos sobre la contratación de personas con discapacidad en la región, en el mes de abril, en la Comunidad se han registrado 1.367 contrataciones, dejando la cifra total de contratos en 5.542 en lo que va de año. Esto supone un incremento en la contratación de este colectivo del 5,53 % durante los cuatro primeros meses del año, con respecto al mismo período del año anterior. Cabe destacar que los Centros Especiales de Empleo regionales han suscrito en este tiempo el 70% del total de contratos registrados en el acumulado del año.

Además, la Comunidad de Madrid cuenta con la mayor tasa de actividad de personas con discapacidad de España, con un 43,6 % frente al 35,2 % de la media nacional –un 8,4 % más-, como reflejan los últimos datos hechos públicos por el INE en su estudio de ‘Empleo de las Personas con Discapacidad’.

La Comunidad impulsa la Responsabilidad Social y la prevención laboral entre los trabajadores con discapacidad

La Comunidad de Madrid está desarrollando distintas iniciativas para impulsar la responsabilidad social como la convocatoria de los primeros ‘Reconocimientos a la Responsabilidad Social en el Empleo’ para reconocer a aquellas empresas que destaquen por la puesta en marcha de medidas socialmente responsables, así como actuaciones para mejorar la seguridad y salud en el trabajo que supongan una mejora en la calidad del empleo. En este sentido, la Comunidad ha firmado recientemente un convenio de colaboración con la Fundación Plena Inclusión Madrid Organización de Entidades a Favor de Personas con Discapacidad Intelectual para realizar actuaciones conjuntas destinadas a la protección de riesgos laborales entre trabajadores con discapacidad intelectual y/o sensorial. Se trata de uno de los principales ejes de actuación del V Plan Director de Prevención de Riesgos Laborales de la Comunidad de Madrid 2017-2020.

Así lo ha destacado la viceconsejera de Presidencia, Blanca Pinedo, junto con el director general de Trabajo, Ángel Jurado, durante su participación en la gala de entrega de los Premios Nacionales Alares 2018 a la Conciliación de la Vida Familiar, Laboral y Personal y a la Responsabilidad Social (XII Edición), así como los Premios Nacionales a la Excelencia en Prevención de Riesgos Labores específica para Personas con Discapacidad (VII Edición) en todas las categorías, desde pymes y Gran Empresa hasta Profesional de Prevención de Riesgos Laborales.

Madrid reserva hasta el 8 por ciento de la contratación pública para Centros Especiales de Empleo y Empresas de Inserción

La Comunidad de Madrid reservará hasta un 8 por ciento del importe en la licitación de contratos de servicios de carácter social, cultural y de salud a favor de los Centros Especiales de Empleo de Iniciativa Social y las Empresas de Inserción. Se trata de un porcentaje que se incrementará hasta el 10 por ciento a los cuatro años de la entrada en vigor del acuerdo que se ha aprobado en Consejo de Gobierno.

El objetivo de la medida es potenciar la actividad que realizan los Centros Especiales de Empleo de Iniciativa Social y las Empresas de Inserción para que puedan mantener y generar empleo y, con ello, contribuir a la integración laboral de las personas con mayores dificultades de acceso al mercado de trabajo.

Asimismo, se incorpora la posibilidad de que las empresas del ámbito de la Economía Social, fundamentalmente cooperativas y sociedades laborales, puedan acceder de forma prioritaria a determinados proceso de contratación, lo que contribuirá al fomento de la Economía Social en la región.

El citado acuerdo se ha elaborado tras un proceso de consulta con los interlocutores sociales (CCOO Madrid, UGT Madrid y CEIM). También han participado las organizaciones representativas de la Economía Social de la Comunidad de Madrid (cooperativas, sociedades laborales, Empresas de Inserción y Centros Especiales de Empleo) y las organizaciones de autónomos.

 

INCLUSIÓN DE CRITERIOS SOCIALES EN LOS PLIEGOS 

En dicho acuerdo se regula también la inclusión de criterios y cláusulas sociales y ambientales en los pliegos de contratación pública de la Comunidad de Madrid. En este sentido, se determina que dichas cláusulas podrán incorporarse en las distintas fases del contrato.

Así, en la fase de valoración se fomentará que los pliegos en los que se contemple más de un único criterio de adjudicación se tengan en cuenta criterios sociales como la política de nuevas contrataciones, la accesibilidad universal o la contratación de personas con dificultades de acceso al empleo; la integración de la perspectiva de género; aspectos medioambientales del producto o servicio ofertado como la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero o la eficiencia energética y utilización de fuentes de energía renovables.

Y en la fase de ejecución, se priorizarán también condiciones especiales, como la igualdad; la adopción de medidas de conciliación laboral; la flexibilización y el teletrabajo; la accesibilidad; el compromiso de incorporar en la ejecución de la prestación contratada al menos un determinado porcentaje de personas desempleadas que se encuentren en especial dificultad para acceder al empleo; o la obligación de la empresa adjudicataria de que, al menos, un determinado porcentaje de la plantilla adscrita a la ejecución del contrato sea indefinida.

La Comunidad autoriza 5.459 plazas en centros para personas con discapacidad intelectual y con enfermedad mental grave

El Consejo de Gobierno ha autorizado la aprobación de 89 nuevos contratos derivados, dentro de sus respectivos acuerdos marco, que darán cobertura a 5.459 plazas en distintos tipos de recursos de día y residenciales para personas con discapacidad intelectual y con enfermedad mental.

Así, el Consejo ha autorizado la celebración de 56 contratos que dan cobertura, desde el 1 de julio, a un total de 4.417 plazas de atención a personas adultas con discapacidad intelectual en Centro Ocupacional, de Formación, Oportunidades e Inserción Laboral. Estos contratos tienen una duración de 18 meses y un coste de 37,2 millones de euros.

Gracias a la firma de estos acuerdos marco, que han sido acordados con las entidades más representativas del sector, se impulsará la incorporación al mercado laboral y el mantenimiento del puesto de trabajo de las personas con discapacidad intelectual con perfil de empleabilidad y, por tanto, se potenciará su inclusión y participación social.

Además, el Consejo de Gobierno ha aprobado 25 contratos derivados para personas adultas con discapacidad intelectual en Residencia con centro ocupacional de formación, oportunidades e inserción laboral, que darán cobertura a 787 plazas. Estos contratos, que tendrán una duración de 24 meses, están dotados con un presupuesto de 31.540.379,8 euros.

El Gobierno regional destina 335 millones de euros a la atención de personas con discapacidad en 2018

La Comunidad de Madrid ha incrementado en 2018 el presupuesto destinado a mejorar la atención de personas con discapacidad en la región, situándose en los 335 millones de euros, un 8 por ciento más que en 2017. Este aumento presupuestario en 25 millones de euros se traduce en el incremento de plazas en la red de atención temprana, en las plazas destinadas a enfermedad mental y en las plazas para personas con discapacidad intelectual y física. De hecho, en esta legislatura se han creado en torno a 2.000 nuevas plazas para la red de atención de personas con discapacidad, que cuenta actualmente con casi 24.000.
Fruto de esta colaboración entre instituciones es la elaboración de la Estrategia de Atención a Personas con Discapacidad de la Comunidad de Madrid 2018-2022, que está ultimando el Gobierno regional. En ella se abordarán ámbitos como la atención social y sanitaria, la autonomía personal y vida independiente, accesibilidad, educación, empleo, participación e inclusión en la sociedad o igualdad de oportunidades, entre otros.
Madrid está a la vanguardia de la atención a la discapacidad y es un referente para el resto de comunidades autónomas, pues es la única región española en la que las personas con discapacidad no tienen que pagar por recibir la atención social básica que les garantiza el Gobierno regional.

La Comunidad impulsa clubes de lectura fácil para la inclusión de personas con discapacidad intelectual

 La Comunidad de Madrid impulsa la creación de clubes de lectura fácil en los centros ocupacionales de la Agencia Madrileña de Atención Social (AMAS) con el fin de favorecer la inclusión social de personas con discapacidad intelectual de la región.

Estos clubes de lectura fácil, creados en los ocho centros ocupacionales de la AMAS, forman parte del Programa de Lectura Fácil integrado en el Plan Estratégico de la Agencia Madrileña de Atención Social 2016-2021.

El que fuera consejero de Políticas Sociales y Familia, Carlos Izquierdo, participó en el Programa de Lectura Fácil que se ha celebrado en la Biblioteca Regional de la Comunidad de Madrid Joaquín Leguina, coincidiendo con la conmemoración del Día del Libro.

La lectura fácil es una técnica de redacción dirigida a hacer accesible la comprensión de textos a personas con dificultades lectoras. Esta técnica surgió hace unos 50 años y cuenta con una serie de pautas que se deben aplicar para que los textos sean efectivos para su público objetivo, como frases más cortas y ordenadas, vocabulario de uso habitual y un diseño que refuerce la comprensión.

Las adaptaciones se llevan a cabo por adaptadores formados y, posteriormente, son validadas por grupos con dificultades lectoras como parte del método de lectura fácil, que exige este tipo de test, y como prueba de calidad final, que asegura la comprensión para el público final. Muchos de los grupos de validación están formados por personas con discapacidad intelectual.

Mediante el Programa de Lectura Fácil de la Comunidad de Madrid se crearon los clubes de lectura, que se reúnen en bibliotecas públicas cercanas a cada centro ocupacional, favoreciendo la participación social y la inclusión de las personas con discapacidad intelectual.

Asimismo, se compran libros editados en lectura fácil que van rotando por los distintos centros. Cada vez que un club concluye la lectura de una obra elabora un dossier del trabajo realizado, describiendo las herramientas utilizadas para facilitar la comprensión. En 2017, un total de 93 usuarios de centros ocupacionales de la AMAS participaron en los clubes de lectura fácil.

 

Metro trabaja a favor de la autonomía de las personas con discapacidad intelectual

La Comunidad de Madrid, a través de Metro, se une a la Fundación Adecco y a E&Y para trabajar a favor de la autonomía de las personas con discapacidad intelectual. Esta colaboración se ha materializado hoy en ‘Próxima estación: empleo’, la primera yincana del transporte por la inclusión.

Se trata de una prueba en la que jóvenes con discapacidad intelectual han tenido que superar diversas pruebas relacionadas con actividades cotidianas, como la realización de sencillas gestiones en la superficie o la compra de alimentos u otro tipo de productos, todo ello desplazándose en Metro y haciendo uso de la nueva tarjeta Multi, basada en la tecnología sin contacto.

Para ello, se han planificado diez itinerarios distintos, por hasta 13 estaciones, con inicio y finalización en la de Nuevos Ministerios. Cada grupo, un total de diez, ha realizado una ruta distinta. Los participantes han estado acompañados por voluntarios de E&Y y Metro y por personal de las estaciones de Metro, así como por monitores de la Fundación Adecco, en cuyos centros de empleo se preparan los participantes para facilitar su incorporación al empleo ordinario.

Antes de la yincana se celebraron varias sesiones formativas en el Puesto de Mando de Metro de Madrid con el objetivo de que los participantes tuvieran una visión general de la red y de su uso, así como de los principales elementos del tren y de las estaciones de Metro, para lo que se realizó una visita a la estación de Alto del Arenal.

En Metro, esta colaboración se enmarca en L.A.R.A., la Línea de Apoyo para el Refuerzo de la Autonomía en la que actualmente trabaja la compañía, cuyo objetivo es contribuir a un modelo de transporte más inclusivo que permita favorecer la autonomía de las personas con discapacidad intelectual o del desarrollo y, por lo tanto, fomentar su inclusión social y laboral.

Esta línea de trabajo, además, está orientada a fomentar el uso de la red de Metro, contribuyendo así a la reducción de vehículos en superficie y, por lo tanto, a la reducción de los niveles de contaminación en la Comunidad de Madrid.

Para favorecer el uso de la red de Metro por personas con discapacidad intelectual, la compañía, en el marco de esta nueva línea de trabajo incluida en el Plan de Accesibilidad e Inclusión 2016-2020, está desarrollando distintas acciones.

Entre estas, destacan el desarrollo de un programa para la Mejora de la atención a personas con discapacidad en la red de Metro que incluye formación de los empleados de atención directa al viajero y materiales de apoyo específicos; el diseño de una guía de Metro en lectura fácil; campañas de sensibilización dirigidas a los clientes y el programa de entrenamiento personalizado para el uso de Metro que permite que personas con discapacidad aprendan a realizar sus desplazamientos con total autonomía.

Esta nueva línea de trabajo ha permitido que Metro sea reconocido por Plena Inclusión Madrid con el premio ‘Empresa por la Inclusión’, y por Down España con el Trébol a la Solidaridad.

La Comunidad pondrá en marcha nuevas ayudas para financiar las Unidades de Apoyo de los Centros Especiales de Empleo

La Comunidad de Madrid va a poner en marcha distintas actuaciones para fomentar la empleabilidad de las personas con discapacidad, en el marco de la prórroga de la Estrategia Madrid por el Empleo. Entre las nuevas medidas destacan las ayudas a las Unidades de Apoyo a la actividad profesional en los centros especiales de empleo. Estas unidades están compuestas por un equipo multidisciplinar de profesionales que se encargan de apoyar a las personas con discapacidad en su incorporación y mantenimiento de un puesto de trabajo.

Las ayudas de la Comunidad, a las que en 2018 se destinarán 1,9 millones de euros, consistirán en una subvención de hasta 1.200 euros anuales por cada trabajador con discapacidad que reciba la atención de estas Unidades de Apoyo. Así lo ha avanzado el viceconsejero de Hacienda y Empleo, Miguel Ángel García Martín.

El viceconsejero ha recordado la apuesta que la Comunidad de Madrid realiza por fomentar la empleabilidad de las personas con discapacidad, como las ayudas destinadas al mantenimiento de puestos de trabajo y a la contratación de este colectivo en los más de 200 Centros de Especiales de Empleo que hay en la región, lo que beneficia a 12.300 trabajadores con discapacidad.

A través de estos fondos, se sufraga el 50 por ciento del salario mínimo interprofesional de estos trabajadores, que en 2017 ha experimentado una subida del 8 por ciento.

En este sentido, el viceconsejero ha recordado que el Gobierno regional destina este año un total de 51 millones de euros para promover la inserción laboral de personas con discapacidad, tanto a través del empleo protegido como en la empresa ordinaria, lo que supone un incremento del 30,5 por ciento sobre el presupuesto inicial de 2017 que permite destinar 12 millones más al fomento de la empleabilidad de este colectivo.

 

AUMENTA UN 11,7 POR CIENTO LA CONTRATACIÓN DE PERSONAS CON DISCAPACIDAD

García Martín también ha avanzado nuevas iniciativas para el fomento del empleo de personas con discapacidad en las que está trabajando la Comunidad de Madrid como la incorporación de cláusulas sociales en los contratos públicos para favorecer el empleo de los colectivos más vulnerables., en el marco de la nueva Ley de Contratos del Sector Público.

Además, ha repasado los últimos datos sobre la contratación de personas con discapacidad en la región. “En el mes de febrero, en la Comunidad se han registrado 1.324 contrataciones, dejando la cifra total de contratos en 2.787 en lo que va de año. Esto supone un incremento en la contratación de este colectivo del 11,7 por ciento durante los dos primeros meses del año, con respecto al mismo período del año anterior”, ha dicho.

En 2017, las contrataciones de este colectivo alcanzaron la cifra de 16.498, lo que representa un incremento del 16,13 por ciento con respecto a enero-diciembre de 2016. Además, la Comunidad es la región con mayor tasa de actividad de personas con discapacidad con el 43,6 por ciento, casi nueve puntos por encima de la media nacional, según los últimos datos publicados por el INE.

La Comunidad previene la violencia de género contra mujeres con discapacidad intelectual a través de la formación

La Comunidad de Madrid fomenta la prevención de situaciones de abuso y violencia de género contra mujeres con discapacidad intelectual a través de una iniciativa de formación desarrollada en colaboración con Plena Inclusión Madrid y la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED).

Así lo ha destacado la viceconsejera de Políticas Sociales y Familia, Belén Prado, en el acto de clausura de la segunda edición del curso ‘Prevención y empoderamiento ante la violencia de género en mujeres con discapacidad intelectual o del desarrollo’, celebrado hoy en la Facultad de Psicología de la UNED.

Con este curso de extensión universitaria dirigido a personas con discapacidad intelectual se pretende, además, fomentar su participación en un entorno universitario inclusivo. El curso ha contado con 63 horas de duración, se inició el pasado mes de noviembre y ha combinado formación presencial y on-line. Un total de 26 participantes han recibido de manos de la viceconsejera el título oficial.

Esta iniciativa de formación se incluye dentro del proyecto “No hay trato con el maltrato”, con el que además de prevenir situaciones de abuso y violencia, el Gobierno regional pretende capacitar a los alumnos para informar y formar a otras personas. Así, en una segunda fase del proyecto, los participantes que han superado con éxito este curso impartirán charlas sobre violencia de género en recursos específicos de atención a personas con discapacidad intelectual con mayores necesidades.

“Queremos que las personas con discapacidad intelectual estén preparadas para evitar situaciones de riesgo, pero también que sean capaces de defenderse, pedir ayuda y denunciar situaciones en el caso de que estén siendo víctimas de un abuso”, ha señalado la viceconsejera.

Las mujeres con discapacidad intelectual tienen más riesgo de sufrir situaciones de violencia o abuso. Por ello, “es fundamental que conozcan qué es la violencia de género, sepan identificar cuándo una mujer está siendo víctima y, por supuesto, conozcan sus derechos y sepan cómo proceder ante una situación de riesgo o violencia”, ha destacado Prado.

En total, unas 80 personas con discapacidad intelectual, de los que 20 serán jóvenes entre 14 y 21 años, se beneficiarán de estas sesiones de prevención y sensibilización. Según destacó la viceconsejera “esa información y ayuda mutua es mejor recibida cuando es de igual a igual”.

Por otro lado, se han distribuido 3.000 ejemplares de la ‘Guía para la Prevención de la Violencia de Género para Mujeres con Discapacidad Intelectual o del desarrollo’. “Con esta Guía –explica la viceconsejera-, elaborada en versión lectura fácil y con lenguaje inclusivo, pretendemos facilitar a las mujeres con discapacidad intelectual el reconocimiento de las señales de alerta de la violencia de género en sus fases iniciales, así como visibilizar y sensibilizar a toda la sociedad”.

 

ESTRATEGIA CONTRA LA VIOLENCIA DE GÉNERO 2016-2021

La Estrategia Madrileña contra la Violencia de Género 2016-2021, hoja de ruta para la erradicación de la violencia de género en la sociedad madrileña para los próximos años, contempla entre sus fines mejorar los recursos y las medidas dirigidas a aquellas víctimas de violencia de género especialmente vulnerables, como son las mujeres con discapacidad.

“Con esta iniciativa, además de velar por el cumplimiento de los derechos de las personas con discapacidad, damos un paso más en el cumplimiento de los objetivos contemplados en la Estrategia Madrileña contra la Violencia de Género, concretamente de aquellos dirigidos a visibilizar la dramática situación de las mujeres con discapacidad víctimas de violencia de género”, ha concluido Prado.

El entrenamiento personal con empleados de Metro permite a personas con discapacidad intelectual realizar sus desplazamientos en el suburbano de forma autónoma

La Comunidad de Madrid amplía el programa de formación Línea de Apoyo para el Refuerzo de la Autonomía (L.A.R.A.). Una iniciativa que permite formar en el uso de la red de Metro a personas con discapacidad intelectual para reforzar su autonomía a través del transporte.

Tras el éxito de las pruebas piloto realizadas entre 2015 y 2017 y de los dos entrenamientos desarrollados en los primeros meses de este año, el programa se ampliará para llegar a un mayor número de beneficiarios propuestos desde distintas asociaciones que atienden a personas con discapacidad intelectual.

El programa consta de dos fases. En la primera, se realiza una valoración inicial de las necesidades del beneficiario (en función de sus conocimientos teóricos y capacidades) y las posibles adaptaciones del programa de entrenamiento que llevarán a cabo personal de Metro.

En esta primera fase se valoran, entre otros aspectos, los conocimientos generales sobre la red de Metro, las capacidades del beneficiario para el uso específico de la red y las necesidades específicas para el uso autónomo de la red de Metro a desarrollar o reforzar: mejora de la orientación, mejora de la comprensión y/o refuerzo de la confianza.

Todos estos datos permiten establecer el recorrido tipo y horarios del entrenamiento, una réplica del recorrido habitual que debe realizar el beneficiario para el desarrollo de su vida autónoma que se lleva a cabo después de diseñar un programa de entrenamiento personalizado.

Durante la segunda fase, basada en la formación teórico/práctica, se realiza la primera sesión de aproximación y se evalúa, en el terreno, la capacidad de toma de decisiones y solución de imprevistos. En este momento y durante un tiempo no inferior a una semana y no superior a tres, personal de Metro de Madrid acompaña y entrena al beneficiario en su recorrido habitual, se estudia y realiza el trayecto con apoyo y se realizan pruebas con los elementos de la estación (máquinas billeteras, torniquetes e interfonos, entre otros).

Tras finalizar el proceso, cuya duración final dependerá de la evolución de los beneficiarios, Metro realiza un seguimiento para conocer los resultados y reforzar, si fuera necesario, cualquier aspecto relacionado con la formación práctica.

El programa L.A.R.A. es una nueva línea de trabajo desarrollada en Metro con el objetivo de velar por el cumplimiento de las medidas de accesibilidad complementaria incluidas en el Plan de Accesibilidad e Inclusión de Metro de Madrid 2016-2020.