Relatos ganadores IV Concurso Literario categoría juvenil

Primer premio:

María Villena Navarro, por “El águila sin alas”

No es usual ver a los ángeles en el infierno, pero para un ave el mundo es un infierno si no puede volar. Ahora que soy vieja, miro atrás y veo a todos aquellos que no creyeron en mi niño, siento lástima por ellos.

Yo no era muy diferente a las demás águilas, volando fuerte y poderosa bajo un cielo infinito y sobre las montañas. Preparé mi nido junto con mi pareja en lo alto de un risco con ramitas secas entrelazadas con todo el amor de una madre. Mi angelito rompió el cascarón más tarde que sus hermanos, aparte de eso no era muy diferente al resto de polluelos, tan solo sus alas eran más pequeñas de lo usual. Recuerdo que las demás águilas me solían decir que me rindiera, que no cargara con un pico que alimentar inútil, que un águila que no vuela no sobreviviría por sí sola. Me sentía muy triste de que mi hijo tuviera que soportar desde tan pequeño el desprecio del mundo entero, pero no me di por vencida, removí cielo y tierra en busca de ayuda, porque ¿existe acaso algo más triste que un águila , que no pueda estirar sus alas y perderse en las alturas?

Contra todo pronóstico descubrí la forma de que mi angelito pudiera volar. En lo profundo del bosque de los robles vivía un viejo búho al que todos tomaban por loco, andaba siempre rebuscando entre la basura humana y con esos objetos que rescataba construía extraños artilugios. Uno de esos extraños artilugios que fabricó fueron unas alas de tela. Esas alas, hechas a medida, permitieron a mi polluelo usar el viento para planear, funcionando de forma similar a las velas de un barco. Al final, mi hijo cumplió su sueño y pudo volar hasta el horizonte.

 

 

Segundo premio:

Ariadna Sánchez Checa, por “Mi ángel”

No es usual ver a los ángeles en el infierno, pero hay veces que si esperas lo suficiente aparecen. Yo recuerdo cuando vi uno por primera vez. Al principio no sabía que ella lo era, no había nada que me llamase la atención, sin embargo, después de echar una amplia mirada a la sala, se sentó en la silla vacía que se encontraba a mi lado. Sus labios dejaron entrever un tímido hola, pero lo único que pude contestar fue un gruñido, como siempre. Vi como en sus ojos se mostraba desconcierto e incluso vergüenza. Se giró rápidamente. Yo ya estaba acostumbrada, sinceramente no me importó lo mas mínimo. Ambas seguimos con nuestras cosas sin volver a dirigirnos la palabra.

Al día siguiente todo pareció repetirse. La misma chica, al abrir la puerta de la biblioteca, pasó sus ojos por todas las personas presentes hasta toparse con los míos, e inmediatamente se dirigió hacia donde me encontraba. Sacó de su mochila un pesado libro y lo abrió por la página que marcaba un post-it. Lo miró durante unos escasos segundos e inmediatamente movió todo su cuerpo hasta estar totalmente frente a mí. Fue entonces cuando empezó a hacer unos torpes movimientos que enseguida reconocí. No pude evitar sonreír y en cuanto terminó me presenté, como ella, en lenguaje de signos, el cual solo había podido utilizar con muy pocas personas. Recuerdo la felicidad que transmitían sus ojos y el entusiasmo con el que buscaba en su libro cada gesto que yo hacía. Desde entonces nos veíamos cada vez que podíamos en la biblioteca. Podíamos pasarnos tardes enteras conversando. Ese era el único momento en el que me sentía libre y segura. Ella era la única persona a la que podía considerar mi amiga, pero más que eso, ella era mi ángel.

 

Tercer premio:

Almudena Moreda Morales, por “Lágrimas efímeras”

“No es usual ver a los ángeles en el infierno”- leí una vez en un libro. No sé si soy un ángel, pero lo que sí sé es que una vez mi vida fue un auténtico infierno.

Todo empezó cuando nací. Mi madre esperaba un hijo sano y fuerte, y en su lugar me tuvo a mí: una niña débil y enferma. Cuando me diagnosticaron fibrosis quística, ella creyó que todo era un error; nunca me aceptó. Aunque mi madre jamás me tuvo ningún cariño, ese inevitable sentimiento de culpa me corroía por dentro, haciéndome sentir responsable de su depresión. Cada mirada, cada suspiro, era un recordatorio del odio que me tenía, a mí, su única y despreciable hija.

Pero lo peor llegó al cumplir siete años. Mi madre llegó bebida a casa, como era habitual, y amenazó con que me pegaría. La miré, e inesperadamente levantó su mano para arrojarla en mi cara. Entonces intervino él. La persona que me cuidaba y me quería a pesar de todo. Y mamá se puso histérica, fue a la cocina, cogió un cuchillo y el cuerpo sin vida de mi padre cayó estrepitosamente sobre la alfombra. Ni siquiera pensé en lo que estaba pasando, cuando escuché las sirenas de la policía, me asusté y huí. Dejé en la habitación a una mujer desolada, llorando junto al cadáver de su marido.

Por el periódico supe que mi madre había ido a la cárcel y a mí me llevaron a una residencia donde conocí a más niños como yo. Con los años me dieron una beca y me licencié en Derecho. He aprendido que mi madre estaba equivocada: con esfuerzo y dedicación puedes conseguir lo que quieras. Ahora me dedico a dar segundas oportunidades a la gente, porque ningún ángel debería ir al infierno.

 

 

Tercer premio IV Concurso Literario “Alado”

Nancy Viridiana Torres Amaya, por “Alado”

“No es usual ver a los ángeles en el infierno”, eso me decía mi abuela. Todavía recuerdo cómo con una mirada cariñosa y triste me acariciaba la mejilla mientras me soltaba esa frase, así sin más. Nunca la entendí, nunca quise saber a qué se refería, pero ahora que ha muerto lo he descubierto en carne propia. Cada vez que salgo a la calle y me miran diferente, cada vez que cruzo el semáforo más despacio que los demás y el conductor del autobús me mira exasperado. Antes mi abuela era quien cuidaba de mi, todos los días leíamos y hacíamos mis ejercicios terapéuticos o dibujábamos estrambóticas figuras en tiras largas de papel que ella pegaba a la pared. ¡Cómo nos divertíamos! Cada vez que veo una cabeza de cabellos blancos envejecidos pienso en ella, recuerdo su olor a lavanda con miel y el paraíso donde vivía. Ahora sé que ella era el ángel que me hacía llevadera la vida, que con sus alas me cubría del infierno, aunque cansada por sus años a cuestas se las quemara cuando sus piernas frágiles caminaban y brincaban, aunque doliera, para que yo viviera feliz. También les hacía ver a quienes se mostraban incómodos en mi presencia, que eran ellos los del problema, no yo. Ahora que no está, he aprendido que existe más gente como mi abuela, que aún sin parentesco me ha dado la mano y me ha ayudado a continuar. Hay quienes creen que la vida es un infierno, pero también hay ángeles que procuran que éste no queme.

Segundo premio IV Concurso Literario “Los propios demonios”

Álvaro Carretero, por “Los propios demonios”

No es usual ver a los ángeles en el infierno, raro es que estos inocentes seres se descuelguen hasta los aledaños del abismo, sin embargo, es a veces el propio infierno el que decide escalar y visitarles.

Constance saboreó la crueldad humana cuando entró en el instituto. Sus muletas, prolongaciones mismas de sus brazos, que la ayudaban a caminar erguida sin desequilibrarse, habían sido acogidas en su anterior colegio como un elemento distintivo, una forma de identificar en la distancia a la sonriente y hermosa Constance. Pero las cosas habían cambiado. En este nuevo centro las miradas no invitaban al acercamiento, al contrario, la obligaban a la exclusión. Las burlas tardaron poco en llegar. De suaves pasaron a rugosas, y de rugosas a hirientes. Constance nunca contestó, de hecho nunca escondió la sonrisa de su cara, una sonrisa brillante y sincera, que retaba a las alimañas a seguir con sus improperios. Con el tiempo, y ante la impasibilidad de Constance, las burlas perdieron fuerza, fueron desapareciendo como una sombra al atardecer, hasta que finalmente cesaron. Encontraron otro de quien burlarse.

La paciencia de Constance dio sus frutos. Pronto, la niña de muletas y sonrisa perpetua comenzó a cubrirse de amigos, gente que se interesaba por ella, que la ayudaba y defendía de palabras biliosas.

En los años de instituto venideros, Noemí, su mejor amiga, habría de preguntar infinidad de veces cómo fue capaz, Constance, de mantener una sonrisa tan sincera durante las burlas y el marginamiento. “Un mago nunca revela sus trucos”, contestaba enigmática. La niña jamás confesó la verdad: las palabras ignorantes de unos chiquillos no podían herirla, ya no, Constance estaba hecha a prueba de golpes, fuerte, resistente y hermosa como un diamante, inmune, tras una vida de lucha y victoria contra sus propios demonios.

Primer premio IV Concurso Literario “El susurro”

Gonzalo Carretero, por “El susurro” 

No es usual ver a los ángeles en el infierno, pero allí estaba, te lo prometo, con sus alas de hueso y plumaje albino, con su piel brillante, carente de imperfecciones humanas, con sus pies descalzos, con sus manos desnudas, con su mirada cándida. Tan nítido como imposible. Dolorosamente hermoso. Allí mismo. Sobre ti.

La habitación del hospital palpitaba al compás de las máquinas que te mantenían con vida. Llevaba tanto tiempo allí que el latir de la estancia era ya mi propio latir, y era rítmico, y era asfixiante. Tú dormías en la incubadora, ajeno a tu propia fragilidad, separado por el vidrio de un calor insoportable. El calor de la incertidumbre… ¿Vivirías?

“Seis meses y medio de gestación es el límite”, habían asegurado los doctores, “las estadísticas juegan en su contra. Ahora todo está en sus manos”. Todo en tus manos, hijo mío, eso dijeron. Pero se equivocaron. No todo.

Fui la única que presenció el milagro. Cuando abrí los ojos el ángel ya estaba allí, inclinado sobre tu cuerpecito, en silencio, irradiando una calma deliciosa. Se agachó, atravesó las paredes de la incubadora como si nunca hubieran estado allí, y susurró algo en tu oído. Jamás supe qué dijo, jamás te lo he preguntado porque sé que no puedes recordarlo, pero no importa, en aquel instante supe que todo iría bien, vivirías, porque no luchabas solo. Los ángeles luchaban contigo.

Tras la aparición empezaste a dar muestras de mejora. En un mes saliste de la zona de peligro, en tres meses abriste por primera vez los ojitos, y en cinco estabas ya en casa, arropado por tu hermano, por papá y por mí.

Nunca volví a ver al ángel que salvó tu vida.

Nunca tuve la oportunidad de darle las gracias.

Nunca nadie creyó mi historia.

Entregados los premios del IV Concurso Literario y de Ilustración de la Fundación APASCOVI

El pasado domingo 23 de abril, coincidiendo con la celebración del Día del Libro, la Fundación APASCOVI entregó los premios del IV Concurso Literario y de Ilustración, que en esta edición contaba como novedad la colaboración del Centro Comercial Los Valles de Collado Villalba así como de los Ayuntamientos de Guadarrama y Collado Mediano, que se unieron al apoyo de los Consistorios de Collado Villalba, Alpedrete y Colmenarejo. Tanto Teresa Sánchez, directora general de la Fundación APASCOVI, como Paloma Abellán, gerente del Centro Comercial Los Valles, ejercieron de anfitrionas.

A la cita, que tuvo lugar en la planta alta del Centro Comercial Los Valles, acudieron más de medio centenar de personas a las que se unieron las alcaldesas de Collado Villalba, Mariola Vargas; Colmenarejo, Nieves Roses; Guadarrama, Carmen María Pérez del Molino;  y Collado Mediano, María Rubio.

Además, estuvieron presentes la concejala de Educación de Collado Villalba, Lourdes Cuesta; la edil de Cultura de Alpedrete, Marta Díaz; la responsable de Cultura de Guadarrama, Sara Villa; y la concejala de Colmenarejo Ana Isabel Oliveros.

 

GANADORES IV CONCUSO LITERARIO

-CATEGORÍA ADULTO:

Primer premio: Gonzalo Carretero, por “El susurro”

Segundo premio: Álvaro Carretero, por “Los propios demonios”

Tercer premio: Nancy Viridiana Torres Amaya, por “Alado”

 

-CATEGORÍA JUVENIL:

Primer premio: María Villena, por “El águila sin alas”

Segundo premio: Ariadna Sánchez, por “Mi ángel”

Tercer premio: Almudena Moreda, por “Lágrimas efímeras”

 

GANADORES IV CONCURSO DE ILUSTRACIÓN

 

Primer premio: Raquel Morilla y Óscar Toledo, por “Primavera”

 

Segundo premio: Diego Herrera, por “La Menina”

 

Tercer premio: Irene Galdón, por “Carnaval”

 

Accésit del jurado: Ramón García, por “Sursum Corda… Lucha”

 

 

 

 

La Comunidad abre un cauce de participación ciudadana para la nueva Estrategia de Discapacidad

La Comunidad de Madrid ha abierto un cauce de participación ciudadana, a través del Portal de Transparencia, para la elaboración de la nueva Estrategia de Atención a Personas con Discapacidad 2017-2021.

El objetivo del Gobierno regional es que esta Estrategia cuente con una participación abierta y directa, en la que cualquier ciudadano, cualquier persona con discapacidad o su familia pueden plantear las propuestas que les parezca oportuno.

De esta manera, la Comunidad de Madrid ha habilitado un periodo de consulta, durante todo el mes de abril, para recibir las aportaciones de los ciudadanos o entidades del sector sobre qué medidas creen que se podrían incluir en la nueva Estrategia para mejorar la calidad de vida de las personas con discapacidad.

Dicha Estrategia, en la que ya ha empezado a trabajar la Dirección General de Atención a Personas con Discapacidad, abordará diversos ámbitos como atención social y sanitaria, autonomía personal y vida independiente, accesibilidad, educación, empleo, participación e inclusión en la sociedad o igualdad de oportunidades, entre otros.

Los ciudadanos que lo deseen pueden enviar sus comentarios a través del Portal de Transparencia de la Comunidad de Madrid (https://participa.madrid.org/content/consulta-para-elaboracion-nueva-estrategia-atencion-personas-discapacidad-2017-2021) y pueden adjuntar archivos en el email [email protected]

Para el Gobierno regional, en la formulación de esta nueva Estrategia, al igual que ocurriera en el ya finalizado III Plan de Acción para Personas con Discapacidad de la Comunidad de Madrid 2012-2015, resulta esencial la participación tanto de los agentes implicados en su ejecución como de los destinatarios de sus medidas.

Por ello, pretende que la participación sea lo más abierta y directa posible, teniendo en cuenta el impacto que dicha Estrategia tendrá en la calidad de vida de las personas con discapacidad, a través de la cual responsables y técnicos de las distintas administraciones públicas, entidades y asociaciones representativas del Tercer Sector de la Discapacidad, agentes sociales y personas con discapacidad y sus familias, pueden poner en común las necesidades detectadas y las propuestas que estimen oportunas.

Esta iniciativa forma parte del compromiso del Gobierno de Cristina Cifuentes con las personas con discapacidad, con sus familias y con las entidades que las representan, para contribuir a lograr su plena integración familiar, escolar, laboral y social.

Se publica una nueva guía con todos los recursos para atender a personas con autismo

La Comunidad de Madrid ha editado una Guía informativa para familias de personas con trastorno del espectro autista (TEA), elaborada conjuntamente con la Federación Autismo Madrid. La nueva publicación recoge todos los recursos y servicios existentes en la región para la atención de estas personas.

El consejero de Políticas Sociales y Familia, Carlos Izquierdo, ha destacado, durante la presentación de la guía, que el objetivo es facilitar a todas las familias de personas con autismo “una herramienta informativa útil que les ayude a desarrollar un proyecto de vida de acuerdo a sus necesidades y preferencias”.

Esta nueva publicación explica los trastornos del espectro del autismo, la importancia de la detección precoz y los primeros signos, así como los diagnósticos, tratamientos, itinerarios y recursos, tanto en los ámbitos social, educativo y sanitario, como aspectos relacionados con la vida adulta (empleo, apoyos diurnos y residenciales, ocio o familia).

Izquierdo ha subrayado que el Gobierno regional está comprometido con un modelo de atención a las personas con discapacidad basado en el principio de igualdad de derechos y oportunidades. “Somos conscientes de que las personas con TEA y sus familias aspiran a desenvolverse con la máxima autonomía posible y a desarrollar plenamente sus capacidades, porque todas las personas tienen derecho a disfrutar con plenitud de la vida”, afirmó.

En este sentido, el consejero ha expresado su deseo de que esta guía contribuya a orientar a las familias en torno a la variedad, el funcionamiento y el nivel de especialización de los recursos que existen en la Comunidad de Madrid, “y que la información ayude a remover barreras para que las personas con TEA puedan acceder a las oportunidades vitales que demandan”.

El Ejecutivo regional destinó el pasado año 5,1 millones de euros para el mantenimiento de 172 plazas gratuitas para la atención social de personas adultas con trastorno del espectro autista (TEA) que necesitan de tratamientos especializados. Estas plazas, que están distribuidas en residencias y centros de día de distintas asociaciones relacionadas con autismo, forman parte de la red de la Comunidad de Madrid para la atención de personas adultas que han finalizado su etapa educativa y requieren tratamientos, ya sea en régimen residencial o de día.

Asimismo, la Comunidad de Madrid cuenta con una amplia Red de Centros de Atención Temprana, para menores de 6 años con algún tipo de discapacidad o riesgo de padecerla, y, en el ámbito educativo, con Equipos de Orientación Educativa y Psicopedagógica, para confirmar o descartar la presencia de TEA en alumnos de Educación Infantil y Primaria.

La red sanitaria de la Comunidad de Madrid también dispone de un programa específico destinado a la atención de personas con autismo (Programa AMI-TEA) en el Hospital Gregorio Marañón y un Servicio de Acompañamiento a pacientes ambulantes con discapacidad (APAD), entre otras herramientas.

 

Estrategia para personas con discapacidad

Por otro lado, Carlos Izquierdo ha recordado que el Gobierno regional está trabajando en la elaboración de una Estrategia Madrileña para Personas con Discapacidad que, entre otras medidas, contempla seguir avanzando en el campo de la especialización de los recursos y de la atención que prestamos a este colectivo.

Para ello, va a contar con medidas concretas en los aspectos que más preocupan y reclaman las personas con discapacidad, como son el empleo, la accesibilidad, la atención integral, nuevos recursos o programas de atención a las mujeres con discapacidad víctimas de maltrato, entre otras. “Los objetivos fundamentales de la Comunidad de Madrid son avanzar en la plena inclusión de las personas con discapacidad intelectual en la sociedad, promover su vida independiente, defender sus derechos y, en definitiva, mejorar la calidad de vida de estas personas y la de sus familias”, ha declarado Izquierdo.

Además, el consejero ha destacado que la Comunidad de Madrid es la única región de España que mantiene una atención social totalmente gratuita para las personas con discapacidad y enfermedad mental, con una extensa Red de Atención integrada por 23.000 plazas. “Somos conscientes de que hay que seguir avanzando porque aún queda mucho trabajo por hacer. Somos un Gobierno social que trabaja por la personas y, especialmente, por las que más lo necesitan”, ha concluido.

Se incrementa un 9,4% el presupuesto regional para fomentar el empleo de las personas con discapacidad

La Comunidad de Madrid va a destinar este año 39 millones de euros al fomento del empleo de las personas con discapacidad, en el marco de la “Estrategia Madrid por el Empleo 2016-2017”, consensuada con los Interlocutores Sociales, lo que supone un incremento del 9,4% sobre el presupuesto inicial de 2016.

Así lo ha destacado el viceconsejero de Hacienda y Empleo, Miguel Ángel García Martín, en la celebración del Día del Empleo para Personas con Discapacidad, dentro de la X Feria de empleo de las personas con discapacidad. Se trata de una iniciativa que se ha convertido en un referente en la región en materia de integración laboral. El pasado año, esta Feria contó con más de 6.300 visitantes y se entregaron 1.300 currículums.

“Es muy importante destacar los resultados que se obtienen a través de este tipo de iniciativas ya que, el pasado año, en los días posteriores a la feria ya se habían registrado cerca de 350 inserciones laborales de personas con discapacidad que se habían acercado hasta aquí a entregar sus currículums y contactar directamente con las empresas”, ha señalado el viceconsejero.

Miguel Ángel García Martín ha mantenido un encuentro con entidades del ámbito de la discapacidad, presentes en la X Feria de empleo, y ha recordado las medidas que está llevando a cabo la Comunidad de Madrid en el marco de la Estrategia Madrid para el Empleo para facilitar el acceso al mercado laboral de las personas con discapacidad. Entre estas ha mencionado los incentivos a la contratación, que superan los 7.800 euros para facilitar la inserción laboral en empresas ordinarias, o las ayudas para fomentar el emprendimiento y la economía social, con ayudas que llegan a los 10.000 euros en el caso de la incorporación de personas desempleadas con discapacidad como socios trabajadores de cooperativas y sociedades laborales.

 

Un 1,9% más de contrataciones de personas con discapacidad

La Comunidad de Madrid registró en febrero el primer descenso del paro en personas con discapacidad en términos interanuales desde el año 2008, con una disminución del 0,1%, lo que sitúa la cifra en 14.636 personas. Cabe destacar también el aumento en el número de contratos de personas con discapacidad en el mes de febrero, con un incremento del 1,9% con respecto al mes de febrero de 2016.

Además, Madrid es la comunidad autónoma que cuenta con la mayor tasa de actividad de toda España, con un 42,8%, situándose 9 puntos por encima de la media nacional (33,9%), según el último estudio de “Empleo de las Personas con Discapacidad”, publicado por el INE.

En este sentido, el viceconsejero de Hacienda y Empleo ha señalado que estos datos “nos animan a seguir trabajando en esta dirección” y se ha mostrado seguro “de que el incremento del presupuesto previsto para este año va a permitir seguir desarrollando las medidas de la Estrategia Madrid por el Empleo dirigidas a mejorar la intermediación, facilitar el acceso de las personas con discapacidad a empresas ordinarias, apoyar el empleo protegido y fomentar que las personas con discapacidad que quieran emprender, puedan hacerlo con la mayor facilidad”.

APASCOVI convoca la cuarta edición de su concurso Literario y de Ilustración

Con la misma ilusión que en 2013, ya está en marcha el cuarto Concurso Literario y de Ilustración que nuestra Fundación organiza con una clara vocación de integración social, recogiendo el espíritu de eliminación de barreras, de diferencia y marginación. Se han editado 5000 folletos que recogen las bases con toda la información.

En esta ocasión hemos contado con un colaborador organizativo de lujo: el Centro Comercial Los Valles, que se ha querido unir a nuestra Fundación y con cuya ayuda estamos seguros de llegar a un mayor número de personas.

 

Categorías 

Otra de las novedades de esta edición son las dos categorías establecidas para las dos modalidades del concurso: la ilustrativa y la literaria. Las bases también recogen que la temática para las dos categorías del concurso debe ser la discapacidad y que los trabajos sean inéditos. De este modo, en la de ilustración, se podrá presentar un dibujo, un grabado, una fotografía o acuarela sobre este tema, en formato y tamaño libre. Y en la literaria, se tiene que presentar un microrrelato de 300 palabras que debe comenzar con el siguiente enunciado “No es usual ver a los ángeles en el infierno”, del libro Los renglones torcidos de Dios, de Torcuato Luca de Tena.

En cuanto a los participantes no podrán dedicarse de manera profesional al periodismo, a la comunicación o al diseño gráfico, pudiéndose entregar un solo trabajo por persona.

 

Ilustración 

Así en la ilustrativa habrá una categoría para niños, y otra destinada a personas con discapacidad. El Centro Comercial Los Valles organizará el uno de abril un taller de ilustración gratuito dirigido a niños de entre 6 y 12 años, los trabajos realizados en el Taller participarán en esta categoría y se recogerán a la finalización del mismo.

Por su parte, las personas con discapacidad que deseen participar en el concurso, harán llegar sus trabajos a la sede central de la Fundación APASCOVI, calle José María Usandizaga, 34, Los Negrales, 28409 (Madrid), antes del viernes 7 de abril de 2017, a las 14.00 horas.

 

Literaria 

En la modalidad literaria también se han contemplado dos categorías: juvenil (hasta 18 años) y adulto. Los trabajos deberán presentarse en la sede central de la Fundación APASCOVI, calle José María Usandizaga, 34, Los Negrales, Alpedrete, 28430 (Madrid), antes del viernes 7 de abril de 2017, a las 14.00 horas.

Premios Respecto a los premios, el primero de la categoría ilustrativa modalidad personas con discapacidad recibirá un cheque por valor de 250 euros; el segundo, otro de 175; y el tercero, otro de 100 euros. Los ganadores de la categoría ilustración modalidad infantil recibirán cheques-regalo de juguetes: el primero por valor de 50 euros; el segundo, por 30; y el tercero, por 20.

Por lo que se refiere a la categoría ilustrativa para ambas modalidades se han establecido los mismos premios. Los primeros recibirán un cheque por valor de 250 euros; los segundos, otro de 175; y los terceros otro de 100 euros.

Los premios se entregarán el domingo 23 de abril, Día del Libro, a las 11.00 horas en el Centro Comercial Los Valles de Collado Villalba. El fallo será inapelable y el premio se podrá declarar desierto si no hay ningún trabajo que merezca el galardón. Los trabajos ganadores se expondrán en Los Valles del 23 al 30 de abril de 2017.

 

Jurado 

La selección de los ganadores la realizará un jurado formado por “personas conocedoras” del mundo de la Literatura, la Comunicación y la Cultura. El jurado adoptará sus decisiones con total independencia, centrándose en el valor artístico del trabajo presentado y si lo estima oportuno, podrá entregar uno o varios accésit en cada categoría.

Para dar a conocer las bases del concurso se han editado 5.000 folletos que se repartirán en el Centro Comercial Los Valles y en los centros educativos y edificios municipales de los Ayuntamientos que colaboran con esta iniciativa (Alpedrete, Collado Villalba, Colmenarejo, Collado Mediano y Guadarrama). Más información en apascovi.org y en centrocomerciallosvalles.com

La nadadora galapagueña Camino Martínez regresa con siete medallas de oro del Campeonato de España para personas con discapacidad intelectual

La nadadora de Galapagar Camino Martínez ha conseguido siete medallas de oro y dos de plata en el campeonato de España para personas con discapacidad intelectual que se celebró en Sevilla.

En una nota de prensa, el Ayuntamiento de la localidad ha informado que la joven nadadora además se ha alzado con cinco récords de España tras su participación en este evento deportivo celebrado del 15 al 19 de marzo en la capital andaluza.

El campeonato ha contado con la participación de cerca de 50 clubes, destacando los logros de esta joven deportista galapagueña.

En total, la nadadora se ha alzado con 5 medallas de oro en las modalidades de 50, 100 y 200 metros libres, en 50 mariposa y 200 estilos, obteniendo gracias a estos resultados 5 récords de España.

Además, Martínez ha obtenido en la modalidad de relevos, dos medallas de oro y dos platas.