Bankia cofinancia el programa Enebro III de prácticas laborales

Gracias a la cofinanciación de Bankia, la Fundación APASCOVI, a través de sus Centros Ocupacionales de Atención a Personas con Discapacidad Intelectual, ha puesto en marcha el programa Enebro III para facilitar la integración social y laboral de las personas adultas con discapacidad intelectual, promoviendo su inserción laboral, cuando sea posible, en Centros Especiales de Empleo o en empresas ordinarias, con o sin apoyo.

Con esta iniciativa, de la que se beneficiarán un total de 24 usuarios, se dinamiza el funcionamiento de los Centros Ocupacionales y se diversifica la oferta de actividades para los usuarios, lo que genera un estímulo positivo en sus usuarios de cara al mundo laboral. Además, se crea una bolsa de candidatos aptos para su posible incorporación al Centro Especial de Empleo y se da visibilidad a la acción formativa y terapéutica desarrollada en los Centros Ocupacionales de la Fundación APASCOVI.

 

Apuesta pionera

Enebro III es una apuesta pionera que nace de la necesidad de desarrollar un programa específico de prácticas profesionales que entrene al usuario de los Centros Ocupacionales (centros de carácter pre-laboral, por lo que no podemos considerarlos dentro del empleo) en todas las habilidades sociolaborales necesarias para la adecuada adaptación a un futuro puesto de trabajo, al tiempo que le dota de unos conocimientos y destrezas básicos en el área de la jardinería, entorno laboral y yacimiento de empleo asentado desde los inicios de la actividad de la Fundación APASCOVI.

 

Apoyo de otros Centros

Para llevarlo a cabo se contará con el apoyo del Centro Especializado de Jardinería Apascovi S.L., un Centro Especial de Empleo fundado en el año 1993 que posibilita el empleo de personas con discapacidad en la creación y mantenimiento de jardines, públicos y privados en la zona noroeste de la Comunidad de Madrid.

 

Objetivo: el empleo

El objetivo prioritario de esta iniciativa es contribuir en el proyecto de mejora de la calidad de vida de cada persona con discapacidad intelectual y de su familia, proporcionando apoyos y oportunidades, en un marco de inclusión y normalización que promueva el ejercicio de sus derechos y deberes. Por ello, el empleo es imprescindible como elemento clave para el acceso a la vida adulta posibilitando el desarrollo personal, la autoestima, la independencia económica, el acceso al ocio, a la vivienda y la socialización.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *